Amos y mazmorras IV: en los Reinos Olvidados

octubre 19, 2013

DATOS:

Autora: Lena Valenti.
Número de páginas: 348.
Saga: Amos & mazmorras IV.
Año de publicación: 2013.
Editorial: Vanir.

SINOPSIS:

Con spoilers de libros anteriores.

Desde que el agente de la SVR Markus Lébedev y la agente del FBI Leslie Connelly se encontraron en las Islas Vírgenes en la misión de Amos y Mazmorras, una cosa quedó patente: la tensión sexual y el deseo les iba a matar. Ahora deberán trabajar juntos para llegar hasta la raíz de las bandas rusas de trata de blancas. Su nueva misión en los Reinos Olvidados pondrá en riesgo su profesionalidad, su conciencia y los valores de cada uno, en un caso, dividido en dos partes, en el que arriesgar el corazón puede suponer perderlo para siempre.
Lena Valenti vuelve a sorprender y a enganchar con un increíble cóctel lleno de erotismo, amor, humor, originalidad y giros impensados y maquiavélicos, llenos de reencuentros y escenas que quitan la respiración. Markus y Leslie harán las delicias de los lectores más exigentes en una historia de opuestos en la que la violencia y la realidad más vil se contrapone a la ternura y a la compasión, que no vienen exentas de lecciones aplastantes.

MI OPINIÓN:

Y como en la entrega anterior, una portada un poco... Rara. Con esa Leslie que parece hecha de cera. Y como dije en la reseña de la tercera parte, no se debe juzgar a un libro por su portada, y aquí tenemos un claro ejemplo. Quitando este detalle, bravo, Lena. Cada libro que escribe me encanta, y ya me he declarado varias veces fan incondicional de esta mujer. Sabe meter escenas románticas, de acción, suspense... De una manera que me encanta.

Después de ese final que me robó el aliento en la entrega anterior, me faltó tiempo para empezar a leer la cuarta parte. Y desde luego, el ritmo no decae, la tensión no deja de subir en este libro hasta terminar con un final totalmente lleno de acción y que me ha tenido pegada a las páginas. Sin que me diese cuenta, iba avanzando cada vez a más velocidad para saber qué iba a pasar con los personajes.


La vida de Leslie cambia radicalmente con el final que tuvo el libro anterior. La verdad es que ella se adapta muy bien a esta nueva situación, dadas las circunstancias. Hay un nuevo personaje que en cuanto aparece te gusta, es una persona llena de ternura que hace que los demás sean más niños a su alrededor. Las escenas que tenía con Markus me encantaban, ¡qué bonitas!

He visto a Leslie mucho más decidida en este libro, porque sabe lo que Markus puede ofrecer y ve lo que hay debajo de esa capa de tipo duro. Es un personaje increíble, lleno de fuerza. Tanto ella como su hermana Cleo me gustan mucho, chicas valientes dispuestas a todo para conseguir lo que quieren.
Y el que está impresionante, sin duda alguna, es Markus. Las escenas que tiene con Leslie y con el nuevo personaje me tenían pegada a las páginas sin posibilidad de distracción. Es muy buena persona, pero él no quiere verlo porque piensa que es de los malos.

-De verdad que no lo comprendo.
-¿El qué? -preguntó Lion, asombrado.
-No comprendo por qué a mi madre le resulta tan fácil escucharte, y por qué es tan difícil que hable decentemente con nosotras y no como un loro con tres picos.
-Porque tu madre es como Cleo.
-¿Crédula? ¿Ilusa?
-No. -Lion se echó a reír-. Está enamorada de mí.
Cleo soltó una carcajada. Leslie refunfuñó.

Vuelven a aparecer otros personajes que ya conocíamos, como Lion, Cleo (me encanta esa parejita), Nick (quiero leer pronto su historia, porque se ve que hay mucho para contar), Sharon y un misterioso encapuchado... Jeje. El mundo del BDSM no estuvo presente en el libro anterior, y aquí tenemos una pequeña visión (pequeña comparada con lo que vimos en los dos primeros libros) por la misión que realizan los protagonistas.

Las escenas de acción, con tiroteos incluídos, me han hecho rememorar películas de acción como Los Mercenarios o R.E.D., porque Markus me recordaba a Bruce Willis o a los tipos duros del equipo de Stallone, algo así como un Jason Statham con cresta y tatuajes. En la escena *del tiroteo en la casa de los padres de Lion* tenía casi hasta el sonido de una película de acción de fondo.

Las Connelly eran de otro mundo. Un mundo del que tal vez él ya no quisiera salir, porque si el amor era sentir que sin la otra persona uno solo valía la mitad, entonces es es que se había enamorado.

El final, una mezcla entre vergüenza ajena *en ese momento en el que Markus se pone a cantar con Milenka delante de todo el mundo* y amor por las declaraciones, ha sido un final de oro. La siguiente frase es parte de esa declaración:

Te amo con todo el fuego de mi infierno, con todas las llamas de mi corazón.


Por supuesto, se lleva el obra maestra, porque Lena sabe llevar a los lectores hasta el límite y hacer que suspiren por sus libros. Ahora continuaré con la saga Vanir, mientras salen más libros de esta estupenda saga.

Una vez más, ¡enhorabuena, Lena!

Saga Amos y mazmorras:
  1. Amos y mazmorras I: la Doma.
  2. Amos y mazmorras II: el Torneo.
  3. Amos y mazmorras III: en los Reinos Olvidados.
  4. Amos y mazmorras IV: en los Reinos Olvidados.

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo