Jane Eyre, de Charlotte Brontë

enero 25, 2014

DATOS:

Autora: Charlotte Brontë.
Número de páginas: 656.
Año de publicación: 2012 (1847).
Traductora: Elisabeth Powell.
Editorial: Alianza editorial.

SINOPSIS:

Dueña de un singular temperamento desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa y después en la escuela Lowood, Jane Eyre logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall para educar a la hija de su atrabiliario y peculiar dueño, el señor Rochester. Poco a poco, el amor irá tejiendo su red entre ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio.

MI OPINIÓN:

Os presento a uno de mis nuevos libros favoritos, una obra maestra como pocas. Lo tenía desde verano y ahora me arrepiento de no haberlo leído antes, porque aunque había visto la película de 2011, leer el libro es una experiencia que recomiendo a todo el mundo. Junto con Orgullo y prejuicio, ahora Jane Eyre es uno de los libros que recomiendo allá donde voy. Creo que es uno de esos libros que hay que leer, porque tiene una historia que engancha entre sus páginas.

Empezamos con Jane viviendo en casa de los Reed, con su tía como responsable de su cuidado. Jane es muy poco rencorosa, y eso lo demuestra en varias partes del libro. Perdona porque no es mala persona, ella piensa que no hay que perder tiempo estando enfadada con la gente, y que es mejor aprovechar la vida viendo lo bueno que tiene. Desde los diez a los dieciocho años vive en la Institución Lowood, un internado religioso en el que estudia y gracias al cual se convierte en institutriz. La vida de Jane está rodeada de fanatismo religioso, tanto al principio como al final del libro. Los fanáticos son las personas a las que más he odiado, tanto al director de la institución como a su primo St John, al que se conoce más adelante. Bajo la idea de que hay que servir a la religión, intentan dominar a los demás,

Jane es una persona que de pequeña era muy apasionada, y se lo recuerdan continuamente. Cuando crece lo sigue siendo, aunque sabe controlar mejor su carácter, y esto hace que en algunas partes del libro parezca un poco seca, aunque en realidad si se sigue leyendo nos damos cuenta de que quiere rebelarse contra lo que la sociedad impone a las mujeres que no son dóciles, como querían la mayoría de los hombres. Dice lo que piensa y se mantiene firme, y de las cosas que más me han gustado de ella es que se mantiene fiel a sus principios, aunque a veces le duela. Ella hace lo que cree correcto, y al final es recompensada. No se conforma con ser una pieza en manos de otro, ella sabe que su opinión también cuenta y lo demuestra.

-Dígame, señorita, ¿soy idiota?
-Ni mucho menos, señor. ¿Me creería mal educada si le preguntase a mi vez si es usted un filántropo?
-Ahí está otra vez: ¡clavándome el cortaplumas de nuevo, mientras finge darme golpecitos en la cabeza!

La parte que más me ha gustado, por supuesto, es la que pasa en Thornfield Hall. Como había visto la película de 2011 (y me imaginaba a los personajes según los actores, las imágenes son de esa película), sabía cuál era el secreto que había tras las paredes de la mansión y que todos quieren ocultar, así que por esa parte no ha habido sorpresa. Pero debo decir que las descripciones de las escenas, los diálogos y los pensamientos de Jane estaban tan bien trasmitidos que me metía en la escena igual, y hay un par de escenas en las que estaba con los ojos pegados a las páginas.
El señor Rochester me ha encantado, aunque ya me encandiló cuando lo vi interpretado por Michael Fassbender. Es un poco bruto y maleducado a veces, pero se le coge cariño porque también hace reír. Gana con Jane alrededor, y él lo sabe. Tuvo un pasado turbulento y quiere olvidarlo, pero no podrá hacerlo fácilmente, lo que llevará a un hilo principal de la novela y el inicio de una nueva etapa en la vida de Jane, que a la larga beneficiará a todos.

-¡Subirá a pie las pirámides de Egipto! -rezongó- ¡Atrévase a anunciarse! ¡Ojalá le hubiese ofrecido un soberano en lugar de diez libras! Devuélvame nueve libras, Jane; me hacen falta.
-A mí también, señor -respondí, poniendo a la espalda las manos con el monedero-. Bajo ningún concepto puedo prescindir del dinero.
-¡Qué tacaña! -dijo- ¡Mira que negarme dinero a mí! Deme cinco libras, Jane.
-Ni cinco chelines, señor, ni cinco peniques.
-Déjeme mirar el dinero, por lo menos.
-No, señor; usted no es de fiar.

El ritmo se me ha hecho un poco lento cuando hablaba algún personaje que no me gustaba demasiado (ejem, St John) y se empeñaba en hablar y hablar diciendo pocas cosas coherentes. En cambio, los diálogos entre Jane y Rochester son de lo mejor del libro, llenos de doble sentido y que dan la impresión de ser un duelo, a ver quién puede más. A Jane le gusta retarle, a ver hasta dónde puede llegar, y Rochester disfruta con eso, porque Jane no es alguien que se dome fácilmente, aunque algunos lo intenten.

Tengo la misma alma que usted, el mismo corazón. Y, si Dios me hubiera dotado de algo de belleza y una gran fortuna, le habría puesto tan difícil dejarme como lo es para mí dejarlo a usted. No le hablo con la voz de la costumbre o de las convenciones, ni siquiera con voz humana; ¡es mi espíritu el que se dirige al suyo, como si ambos hubiéramos  muerto y estuviéramos a los pies de Dios, iguales, como lo somos!

Además de la historia de amor, me han gustado mucho las declaraciones de Jane a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, aunque siempre dominado por la religión y el servir a los demás. Jane es de lo más correcta para la época, en cuanto a sus valores de rectitud, pero revolucionaria en cuanto a estos pensamientos de no estar por debajo de un hombre.

Sin duda una obra maestra que hay que leer, en mi opinión, porque es de esos libros maravillosamente escritos que recuerdas por muchos años que pasen.

También puede interesarte:

0 comentarios

¡Hola! ¿Me vas a dejar un comentario? ¡Muchísimas gracias! Los leo todos e intento contestar cuando tengo tiempo, aunque no siempre me es posible.
Te agradecería que lo que comentases fuese desde el respeto a los demás, lo que se escribe aquí son opiniones y ya se sabe, cada uno tiene una :).

Entradas más vistas

Subscribe

Suscribirse

Blogs que leo